Segundo Informe Anual de la FGJCDMX por la Declaratoria de Alerta por Violencia contra las Mujeres

Publicado el 24 Noviembre 2021
FOTO (20).jpeg

El día de hoy estamos presentando no solamente a la Ciudad de México, sino en especial a todas las mujeres de la Ciudad de México, un informe sobre el trabajo de las autoridades en la lucha por la erradicación de la violencia contra las mujeres. Lo hacemos a un día de que se cumplan dos años de la Declaratoria de Alerta por Violencia Contra las Mujeres emitida por el Gobierno de la Ciudad de México.

En 2019, la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, decidió utilizar este instrumento para convocarnos a todos y a todas las servidoras públicas de la Ciudad, a reconocer y atender a las mujeres. Aun cuando la Declaratoria se integra en específico por 11 medidas, su alcance es mucho más amplio.

La Declaratoria se emitió con el objetivo de garantizar la seguridad y los derechos de las mujeres, niñas y adolescentes que habitamos o transitamos en la Ciudad. Ello implica utilizar toda la fuerza de las instituciones para combatir la violencia de género.

La Alerta que la Jefa de Gobierno decretó ha permitido visibilizar dicha violencia, hacer conciencia en la sociedad y enviar un mensaje de Cero Tolerancia a los agresores: en la Ciudad de México no aceptamos la violencia de género, no la normalizamos y quien la ejerza enfrentará las responsabilidades que marca la ley, porque en la Ciudad de México, las mujeres no están solas.

La Declaratoria de Alerta incluyó, originalmente, once medidas institucionales para combatir la violencia contra las mujeres.

Estas medidas son acciones de emergencia que contemplan cambios normativos para proteger a las mujeres: remodelación de espacios de atención, impulso a programas de capacitación para operadores de seguridad y justicia, creación de nuevos mecanismos de atención, e inversiones importantes en el espacio público.

A dos años de la Declaratoria, hemos avanzado en el cumplimiento de estas medidas.

En ese sentido, comienzo este informe presentando los principales resultados ministeriales de la Fiscalía General de Justicia en los delitos de violencia de género.

Quiero resaltar que los resultados que muestro a continuación son el producto del esfuerzo coordinado entre varias instituciones. Sin policías honestos y sensibles ante casos que ocurren en flagrancia y sin jueces que emitan decisiones con perspectiva de género sería muy difícil para nosotros dar resultados desde la Fiscalía.

Mi reconocimiento y gratitud a la Secretaría de Seguridad Ciudadana y al Poder Judicial por su compromiso con las mujeres de la Ciudad.

Precisamente, combatir la impunidad es el principal pilar para garantizar el acceso a la justicia y a una vida libre de violencia para las niñas, las mujeres. Es decir, que existan consecuencias penales en contra de quienes ejercen violencia de género.

Algunos resultados. De diciembre de 2018 a octubre del presente año hemos vinculado a proceso a siete mil 110 agresores de mujeres. Esto incluye todos casos de todo tipo de violencia de género, que van desde violencia familiar hasta feminicidio.

Destaco que la transformación institucional que ha impulsado la Declaratoria de Alerta y la confianza de las víctimas en las instituciones para denunciar nos ha permitido aumentar nuestra capacidad de ofrecer verdad y justicia a las mujeres.

Pasamos de imputar un promedio de 166 agresores en 2019 a 227 en 2021, con un aumento de 37 por ciento.

En particular, hemos hecho especial énfasis en los delitos que más daño nos causan a las mujeres.

Tan solo en lo que va del año hemos detenido y vinculado a proceso a 77 personas imputadas por feminicidio. Esto representa un aumento de 175 por ciento con respecto a 2019.

Estamos mandando un mensaje muy claro: en la Ciudad de México no habrá impunidad en contra de quien le arrebate la vida a una mujer.

En cuanto a agresores sexuales, en donde se incluyen aquellos imputados por violencia digital, abuso, acoso y violación, el aumento ha sido de 52 por ciento; tan sólo en lo que va del año hemos detenido a 838 agresores por estos delitos.

En violencia familiar y las lesiones dolosas en contra de mujeres, el aumento ha sido de 23 por ciento, vinculando a proceso a 957 agresores en este año.

Alcanzar los resultados que informamos en materia de feminicidio empieza por reconocer a las víctimas. Por ello, en la Fiscalía hemos hecho todos los cambios institucionales necesarios para que en cada muerte violenta de una mujer se aplique el protocolo de investigación de feminicidio.

Incluso, hemos reclasificado casos antiguos que estaban tipificados como feminicidios y los hemos reclasificado a feminicidio.

Contando todas las muertes violentas de mujeres en la Ciudad se observa un decremento 25 por ciento y al mismo tiempo cada vez logramos acreditar razones de género en una mayor proporción de los casos.

Aplicar los protocolos de investigación desde el primer momento nos ha permitido lograr un aumento inédito en el acceso a la justicia de las mujeres víctimas feminicidio.

Hoy informamos que vamos en buen camino en el combate al feminicidio. Se observa una disminución en la incidencia y un aumento en la detención y vinculación a proceso de agresores.

Menos casos de muertes de mujeres por feminicidio y mayor acceso a la justicia para las víctimas de este atroz delito.

Comparando con el año pasado la incidencia ha bajado 22 por ciento y la imputación de agresores ha subido 35 por ciento.

Quiero destacar que en lo que va del año tenemos más imputados que casos ocurridos de feminicidio. Esto se debe a que estamos dando resultados en casos que recibimos en años anteriores y que ahora se están resolviendo.

Estos resultados son producto de una verdadera voluntad de cambio que se refleja en acciones concretas.

En primer lugar, creamos la Fiscalía Especializada en Feminicidio. Quiero reconocer a la Jefa de Gobierno, quien ha sido la principal promotora de este proyecto desde 2019, cuando la Fiscalía era aún Procuraduría y formaba parte de la administración pública de la Ciudad.

A partir de su creación son muchas y muchos servidores públicos los que han contribuido a que hoy esté trabajando como hoy lo está haciendo.

Les recuerdo que generamos una convocatoria pública en un proceso abierto en el que se seleccionó a la Maestra Sayuri Herrera, una mujer comprometida, capaz y honesta.

Remodelamos los espacios para dotar de instalaciones dignas y adecuadas a esta Fiscalía; la dotamos de recursos humanos competentes y suficientes.

En un inicio se conformó solamente con el personal que investigaba el feminicidio en la Fiscalía de Homicidios; eran solo 27 personas. Hoy se integra por 85 ministerios públicos y policías de Investigación, con un aumento de significativo, además de una forma en la que hemos logrado que tengan una carga de trabajo adecuada para darle todo el cuidado y esfuerzo a cada caso.

Se reorganizaron los equipos de trabajo. Nuestra Coordinadora General de Delitos de Género, la Mtra. Laura Borbolla, impulsó la instalación de un turno continuado, que significa que un equipo investiga sin parar los casos nuevos en turnos de 24 horas para dar resultados lo más rápido posible.

Creamos Unidades Especializadas como la de Transfeminicidio, Atención a Víctimas, mujeres en calidad de desconocidas y tentativa de feminicidio.

Lo digo con mucho orgullo. Somos la primer Fiscalía del país que cuenta con una Unidad Especializada en Transfeminicidio, que aplica enfoque diferenciado en la investigación de cada uno de los casos.

Quiero mencionar, además, que el personal de esta Fiscalía está en constante capacitación constante. Se impulsa la instauración de un seminario semanal de alto nivel en coordinación con universidades y organizaciones de la sociedad civil.
Los resultados que hoy informamos son producto de sensibilidad con las mujeres aunado a la capacidad de muchas mujeres y hombres que han trabajado para ello.

Como hemos informado también en otras ocasiones, la denuncia de casos de violación ha aumentado. Estamos convencidos en que es el resultado del empoderamiento de las mujeres, de la concientización de que sí sirve denunciar y creemos que hay una mayor confianza en nuestra institución.

Este aumento nos compromete a aumentar también la capacidad de la Fiscalía para ofrecer justicia a las víctimas de este delito.

Hemos aumentado nuestros resultados en materia de violación, pasando de 12.6 agresores detenidos al mes, a 23.3 agresores detenidos y vinculados por este delito.

Les informo de los avances de las medidas que se decretaron y que son responsabilidad de la Fiscalía.

Las modificaciones son los cambios normativos que se han hecho para poder atender a la violencia contra las mujeres, el Registro Público de Agresores, tipificar la violencia digital, la llamada Ley Olimpia, la creación del Banco de ADN para uso forense, la obligación de certificar a los Ministerios Públicos, los asesores jurídicos en la atención de mujeres víctimas de violencia, como medidas de protección contra el agresor.

Estas medidas son acciones de emergencia que contemplan cambios normativos para proteger a las mujeres, remodelación de espacios de atención, impulso a programas de capacitación para operadores de seguridad y justicia, creación de nuevos mecanismos de atención e inversiones importantes en el espacio público.

A dos años de la declaratoria hemos avanzado significativamente en el cumplimiento de estas medidas.

A continuación, informo avances en las medidas responsabilidad de la Fiscalía General de Justicia que contempla la Declaratoria de Alerta.

En la Fiscalía, todos los días recibimos cientos y cientos de mujeres que buscan en esta institución acceso a la justicia y protección. Por ello, la Declaratoria estableció la necesidad de acondicionar los espacios para brindar una atención cálida, digna y de calidad a todas ellas.

En estos dos años remodelamos seis agencias especializadas en delitos sexuales ubicados en diversos puntos de la ciudad, mismas en las que hemos instalado equipos de investigación que nos han permitido aumentar la productividad en cuanto a detenciones y vinculaciones a proceso en este tipo de delitos.

Al día de hoy hemos remodelado ocho agencias territoriales, en las Alcaldías Cuauhtémoc, Gustavo A. Madero, Tlalpan, Magdalena Contreras e Iztapalapa. Estos son los espacios en donde más denuncias recibimos por violencia familiar. Contar con un espacio limpio, iluminado y cómodo es un factor clave para generar confianza en las víctimas para que se acerquen a denunciar.

Actualmente se encuentra en remodelación la totalidad de las agencias en las Alcaldías Gustavo A. Madero e Iztapalapa. Son 15 inmuebles en donde se concentra un alto porcentaje de las atenciones a mujeres.

Como ya mencioné, se remodeló un espacio para albergar a la Fiscalía de Feminicidio que cumpliera a cabalidad con sus necesidades operativas. Este año están en proceso remodelaciones de otros 4 espacios en este sentido: la Fiscalía de Justicia Penal para Adolescentes, la Fiscalía para Grupos Prioritarios, el Centro de Atención a la Violencia Familiar (CAVI) y el Centro de Terapia de Apoyo a Víctimas de Delitos Sexuales (CTA).

Por último, es muy importante destacar que hace algunas semanas se colocó la primera piedra del nuevo Centro de Justicia para las Mujeres en la Alcaldía Magdalena Contreras. Quiero agradecer el apoyo de la Secretaría Gobernación por conducto de la CONAVIM, quienes han sido una fuente invaluable de apoyo a este proyecto.

Todas estas remodelaciones tienen como resultado que más de 47 mil mujeres usuarias serán atendidas en instalaciones dignas y cálidas al año. Mujeres que cotidianamente acuden a la Fiscalía y que en estas nuevas instalaciones recibirán una atención de mayor calidad. Porque estamos del lado de las víctimas y queremos que sepan que NO están solas.

En diciembre de 2019 se aprobó un nuevo tipo penal, denominado Delito Contra la Intimidad Sexual, que pena la generación y distribución de contenido digital íntimo de las mujeres sin su consentimiento.

A la fecha hemos recibido mil 777 denuncias de este tipo de casos. Quiero resaltar que en 100% de los casos se han resguardado los indicios para continuar con el proceso y el contenido que fue desplegado en sitios de acceso público se ha retirado. Es muy importante proteger a nuestras mujeres también en posibles ataques a través de nuevas tecnologías”. Quisiera invitar a quienes estén sufriendo por este delito, que denuncien, porque no es normal, nadie tiene derecho a utilizar nuestra imagen sin nuestro consentimiento.

El Banco de ADN es un proyecto de amplio alcance que hemos impulsado con el apoyo de la Jefa de Gobierno en los últimos dos años. El 2020 nos dedicamos a su construcción y equipamiento. Este 2021 hemos invertido en la capacitación de los peritos que lo operarán y en la certificación de sus procesos internos.

Cuando inicie operaciones en el primer trimestre de este 2022 será el Banco de ADN más avanzado de toda América Latina, con una capacidad de procesamiento de hasta 6,000 perfiles genéticos al mes, con los más altos estándares de calidad.

Esta será una herramienta clave en el combate al feminicidio, los delitos sexuales y todo tipo de violencia en contra de las mujeres.

En lo que respecta a la capacitación y certificación del personal sustantivo de la Fiscalía hemos dado pasos importantes.

Capacitamos a más de 3,500 policías activos en “Función Policial con Perspectiva de Género”. En este curso se hace énfasis en herramientas de primer contacto en casos de violencia contra las mujeres y técnicas de investigación con enfoque diferenciado.

El año pasado incorporamos a 763 agentes de nuevo ingreso a la institución. Por 6 meses recibieron una formación inicial que incluye diversas asignaturas en perspectiva de género y atención de violencia de género. Esta plantilla curricular ya es parte del cuerpo básico para todos los agentes de nuevo ingreso que se formen en el futuro.

En lo que respecta al personal ministerial, este año instrumentamos el Comité de Profesionalización de la Fiscalía mediante cual certificaremos al personal según se establece en la Declaratoria de Alerta. Esto en el marco del nuevo Servicio Profesional de Carrera de la Fiscalía.

Antes de ceder la palabra a las compañeras que informarán sobre el resto de las acciones de la Alerta y el trabajo de sus instituciones, quiero resaltar los resultados de la Declaratoria y su importancia para la Ciudad de México.

En el marco de la Declaratoria hemos logrado una coordinación nunca antes vista para reducir la impunidad en delitos de violencia contra las mujeres.

Hemos conseguido observar una disminución significativa en los casos de feminicidio y un aumento en los agresores detenidos y vinculados a proceso. Menos feminicidios y más responsables detenidos.

Hemos logrado enfocar recursos y voluntades para transformar nuestras instalaciones y formas de trabajo para atender mejor a las mujeres.

En la Ciudad de México, las mujeres no están solas ante la violencia.

No estás sola, estamos en alerta por ti.